En los próximos días Santander tendrá su propio laboratorio para procesar las muestras de COVID-19. De esta manera el gobernador Mauricio Aguilar Hurtado, garantiza a los santandereanos que están bajo sospecha de padecer del nuevo coronavirus, el acceso a los resultados de sus pruebas en menor tiempo.

Esto se logra por medio del convenio que el Gobierno Siempre Santander realizó con la Universidad Industrial de Santander (UIS), el cual permite que el Laboratorio Departamental de Salud Pública y el Laboratorio Central de la Facultad de Medicina de esta universidad realicen el procesamiento y análisis de las pruebas en tiempo real.

“Gracias a este gran convenio que firmamos entre el Gobierno Departamental y la UIS, podremos realizar el procesamiento de las pruebas en Santander, siendo el cuarto departamento en el país habilitado para realizar este procedimiento”, indicó Aguilar Hurtado.

“Conjuntamente el Laboratorio Departamental de Salud Pública y el Laboratorio de la UIS haremos la fase preanalítica y analítica, así podremos economizar costo y tiempo. Estaríamos además realizando 100 muestras diarias, lo cual nos permite dar oportuna respuesta a quienes están esperando sus resultados”, agregó el mandatario seccional.

Adicional a esto, el rector de la UIS, Hernán Porras Díaz, aseguró que “el Gobierno Departamental y la Universidad de Santander hemos venido trabajando mancomunadamente para enfrentar la pandemia, la cual esperamos no sea tan fuerte en nuestra región. Gracias a este convenio, el departamento podrá hacer la realización de la prueba de PCR en tiempo real para diagnóstico de SARS- COV2 (COVID-19)”.

El documento firmado por la Gobernación de Santander y la UIS tiene un valor 2 mil 300 trescientos millones de pesos,  de los cuales mil 500 los aporta el alma matery 800 millones de pesos por el Departamento. Estos recursos serán invertidos, hasta diciembre de este año, en investigación, la compra de pruebas, insumos y reactivos, y para la contratación y capacitación de personal médico del laboratorio.

A pesar de los esfuerzos del Gobierno Nacional para reparar en tiempo récord una de las máquinas que el INS utiliza para realizar los diagnósticos, 390 santandereanos y sus familias están a la espera de confirmar si tienen o no el virus.

Con esta inversión, no sólo los tiempos de espera por resultados se van a reducir considerablemente, también la Secretaría de Salud Departamental podrá tomar medidas inmediatas y oportunas en cuanto a la aplicación de los diferentes protocolos y rutas de atención que varían de acuerdo al tipo de paciente (crítico, moderado y leve), evitando así un mayor contagio en el departamento.

El Gobernador de Santander fue enfático en reconocer y agradecer a la UIS por la buena voluntad y disposición en apoyar y ayudar a contener la emergencia generado por el COVID-19 en Santander.

“Debo agradecer a las directivas de la Universidad, al ingeniero Hernán Porras, el rector del alma mater de los santandereanos, y al Consejo Superior por su compromiso y apoyo para llevar a cabo la realización de los planes de contingencia, habilitar lugares para aislamiento y expandir la capacidad hospitalaria”, expresó el mandatario seccional.