La Gobernación de Santander informa a la comunidad de siete nuevos casos confirmados de COVID-19, en los municipios de Floridablanca (5), San Vicente de Chucurí (1) y Suaita (1). Seis de ellos están casa y uno está en unidad de cuidados intensivos.

Así están distribuidos los pacientes recientemente reportados:

  • Floridablanca: una menor de 1 año y cuatro hombres de 25, 60, 65 y 68 años. Este último está en unidad de cuidados intensivos.
  • San Vicente de Chucurí: un hombre de 30 años.
  • Suaita: una mujer de 80 años. 

A la fecha, Santander tiene un total de 214 contagios registrados, de los cuales 152 están activos, nueve fallecidos y 53 recuperados.

En el departamento hay 12 municipios con presencia del virus: Barbosa (1), Barrancabermeja (57), Bucaramanga (28), Cimitarra (1), El Socorro (4), Floridablanca (16), Girón (23), Guapotá (1), Lebrija (5), Piedecuesta (12), San Vicente de Chucurí (1) y Suaita (1).

El gobernador Mauricio Aguilar Hurtado le recuerda a los santandereanos que la reactivación gradual de la economía en el país es un hecho y deberá hacerse bajo estrictos protocolos de bioseguridad.

Frente a lo anterior, el mandatario seccional advierte que la apertura de algunos sectores económicos es una medida necesaria para evitar que el COVID-19 incremente la pobreza, pero no es sinónimo de que Colombia le haya ganado la batalla al virus.

Por lo tanto, la Secretaría de Salud Departamental ha reforzado la inspección y vigilancia de la enfermedad: Santander cuenta con 99 puestos de control en el territorio y se está visitando a las empresas que han reiniciado sus operaciones para verificar que estén cumpliendo con los protocolos de bioseguridad exigidos por el MinSalud.

Con disciplina, Santander podrá ganarle la batalla al COVID-19. Por ello, el Gobernador de Santander pide a los ciudadanos que no bajen la guardia ante el coronavirus y sigan acatando las medidas necesarias para protegerse de un posible contagio. Es fundamental seguir tomando medidas de prevención como lo son el aislamiento social; evitar salir de la vivienda y hacerlo solo para satisfacer necesidades básicas, realizar los protocolos necesarios para entrar y salir de casa; usar adecuadamente el tapabocas y guantes; cuidar a nuestros adultos mayores, así como otras acciones fundamentales que se deben llevar a cabo por el bienestar de todos.