La Gobernación de Santander informa a la comunidad que en el departamento 109 personas han logrado vencer el virus.

Los pacientes que ahora gozan de buen estado de salud están en los municipios de Barbosa (1), Barrancabermeja (53), Bucaramanga (20), Cerrito (1), Cimitarra (2), Concepción (1), Curití (1), El Socorro (1), Floridablanca (12), Girón (8), Lebrija (1), Piedecuesta (7) y Villanueva (1).

Sin embargo, este lunes 22 de junio el COVID-19 cobró la vida de un hombre de 52 años en Bucaramanga, quien sufría de obesidad e hipertensión arterial.

Al día de hoy, se reportan 22 nuevos casos confirmados con el virus, en los municipios de Barrancabermeja (4) Bucaramanga (3), Floridablanca (5), Girón (3), La Belleza (2), Piedecuesta (4) y Sabana de Torres (1).

Así están localizados los pacientes recientemente reportados:

Para un total de 490 casos en Santander, de los cuales 369 están activos, 109 recuperados y 12 fallecidos.

Es necesario aclarar que este 21 de junio se reportó un nuevo paciente masculino de 30 años en Guapotá. No obstante, el Instituto Nacional de Salud notificó este caso dos veces. Situación que se le informó a la autoridad nacional, por lo tanto, el dato fue corregido en el registro nacional. Es decir que Guapotá tiene dos casos activos y no tres.

En el departamento hay 14 municipios con el virus: Barrancabermeja (151), Bucaramanga (82), Cimitarra (1), El Socorro (9), Floridablanca (44), Girón (29), Guapotá (2), La Belleza (5), Lebrija (9), Málaga (2), Piedecuesta (21), Sabana de Torres (2) San Vicente de Chucurí (10) y Suaita (2).

Es de precisar, que las personas que perdieron la vida a causa de la enfermedad residían en los municipios de Barrancabermeja (4), Bucaramanga (3), El Socorro (2), Floridablanca (2) y Girón (1).

Con disciplina, Santander podrá ganarle la batalla al COVID-19. Por ello, el Gobernador de Santander pide a los ciudadanos mantener la guardia ante el coronavirus y seguir acatando las medidas necesarias para protegerse de la enfermedad.

Es fundamental acatar las medidas de prevención como el aislamiento social; evitar salir de la vivienda y hacerlo solo para satisfacer necesidades básicas, realizar los protocolos necesarios para entrar y salir de casa; usar adecuadamente el tapaboca y guantes; cuidar a nuestros adultos mayores, así como otras acciones fundamentales que se deben llevar a cabo por el bienestar de todos.