Santandereanos, desafortunadamente, un hombre de 38 años, quien no presentaba ninguna enfermedad de base, falleció por COVID-19 en el municipio de Barrancabermeja.  

Se informa a la comunidad que, este jueves 2 de julio, se reportan 20 nuevos casos de COVID-19, en los municipios de Barrancabermeja (9), Bucaramanga (5), Floridablanca (2), Girón (1), La Paz (1), Málaga (1), Piedecuesta (1). Del total de registros, dos personas están hospitalizadas.

Así están localizados los pacientes recientemente reportados:

  • Barrancabermeja: siete hombres, de 22, 28, 29, 38 (fallecido) 52, 55, y 63;y dos mujeres, de 23 y 62 años.
  • Bucaramanga: una mujer de 31 años y cuatro hombres de24, 26, 41 y 44 años.
  • Floridablanca: una mujer de 21 años y un hombre de 65 años. 
  • Girón: una mujer de 52 años.
  • La Paz: una mujer de 36 años.
  • Málaga: una mujer de 97 años.
  • Piedecuesta: una mujer de 29 años.

Para un total de 812 casos en Santander, de los cuales 612 están activos, 183 recuperados y 17 fallecidos.

En el departamento hay 17 municipios en los que el virus está activo: Barichara (1) Barrancabermeja (228) Bucaramanga (150), El Socorro (8), Floridablanca (98), Girón (41), La Belleza (2), La Paz (1), Lebrija (13), Málaga (4), Piedecuesta (37), Puerto Wilches (5), Rionegro (1), Sabana de Torres (3), San Gil (5), San Vicente de Chucurí (14), y Suaita (1).

La Secretaría de Salud Departamental ha reforzado la inspección y vigilancia de la enfermedad: Santander cuenta con 99 puestos de control en el territorio, y se está visitando a las empresas que han reiniciado sus operaciones para verificar que cumplan con los protocolos de bioseguridad exigidos por el Ministerio de Salud y Protección Social.

Con disciplina, Santander podrá ganarle la batalla al COVID-19. Por ello, el Gobernador de Santander pide a los ciudadanos mantener la guardia ante el coronavirus, y seguir acatando las medidas necesarias para protegerse de la enfermedad.

Es fundamental acatar las medidas de prevención como el aislamiento social; evitar salir de la vivienda y hacerlo solo para satisfacer necesidades básicas, realizar los protocolos necesarios para entrar y salir de casa; usar adecuadamente el tapabocas y guantes; cuidar a nuestros adultos mayores, así como otras acciones fundamentales que se deben llevar a cabo por el bienestar de todos.