La Gobernación de Santander informa que, este jueves 23 de julio, no se reporta ninguna persona fallecida a causa del COVID-19 en Santander.

Sin embargo, se registran 119 nuevos casos de COVID-19. Los pacientes recientemente confirmados son de Barrancabermeja (16), Bucaramanga (48), Floridablanca (31), Girón (9), Oiba (1), Piedecuesta (7), Sabana de Torres (1), San Gil (5) y San Vicente de Chucurí (1).

Así están localizados:

  • Barrancabermeja: un menor de edad, cinco hombres y 10 mujeres
  • Bucaramanga: tres menores, 17 mujeres y 28 hombres.
  • Floridablanca: seis menores de edad, 13 mujeres y 12 hombres.
  • Girón:  un menor de edad, una mujer y siete hombres.
  • Oiba: un hombre.
  • Piedecuesta: un menor de edad, cuatro mujeres y dos hombres.
  • Sabana de Torres: un hombre.
  • San Gil: un menor de edad, un hombre y tres mujeres.

Para un total de 2.254 casos, de los cuales 1.489 están activos, 710 recuperados y 55 fallecidos.

El Instituto Nacional de Salud (INS) determinó que dos pacientes inicialmente reportados en Santander (Bucaramanga y San Gil), contrajeron el virus en otros departamentos de Colombia. Por lo tanto, fueron excluidos de las cifras de contagiados de Santander.

Si desea conocer más detalles de los casos reportados a continuación, ingrese al siguiente link:   https://coronavirus.santander.gov.co/?page_id=4070, vaya a la sección Documentos y elija la opción ‘Informe de casos’.

En el departamento hay 27 municipios con el virus activo: Barbosa (2), Barrancabermeja (324), Bucaramanga (487), Cepitá (1), Cimitarra (2), Curití (4), El Carmen de Chucurí (1) El Peñón (2), El Socorro (2), Floridablanca (311), Galán (1), Girón (124), La Belleza (2), Landázuri (1), La Paz (3), Lebrija (7), Málaga (5), Oiba (5), Piedecuesta (99), Puerto Wilches (4), Rionegro (12), Sabana de Torres (10) San Gil (66), Santa Helena del Opón (2), San Vicente de Chucurí (4), Suaita (5) y Valle de San José (3).

El Gobernador de Santander pide a los santandereanos acatar las medidas de prevención como el aislamiento físico y social; evitar salir de la vivienda y hacerlo solo para satisfacer necesidades básicas, realizar los protocolos necesarios para entrar y salir de casa; usar adecuadamente el tapaboca y guantes; cuidar a nuestros adultos mayores, así como otras acciones fundamentales que se deben llevar a cabo por el bienestar de todos.