La Gobernación de Santander informa que, afortunadamente, este martes 28 de julio no se registra ningún fallecido a causa de COVID-19 en Santander.

Sin embargo, se confirman 253 nuevas personas contagiadas, cifra récord reportada desde el inicio de la pandemia. Los pacientes están ubicados en Aratoca (1), Barrancabermeja (41), Bucaramanga (103), El Playón (1), Floridablanca (63), Girón (21), Lebrija (1), Los Santos (1), Matanza (1), Piedecuesta (15), Rionegro (3), San Gil (2).

Así están localizados:

  • Aratoca: un hombre
  • Barrancabermeja: dos menores de edad, 10 mujeres y 29 hombres.
  • Bucaramanga: tres menores, 46 mujeres y 54 hombres.
  • El Playón: un hombre.
  • Floridablanca:  cinco menores, 32 mujeres y 26 hombres.
  • Girón: un menor, nueve hombres y 11 mujeres.
  • Lebrija: una mujer.
  • Los Santos: un menor.
  • Matanza: un hombre.
  • Piedecuesta: siete hombres y ocho mujeres.
  • Rionegro: un hombre y dos mujeres.
  • San Gil: dos menores de edad.

Para un total de 3.050 casos, de los cuales 2.269 están activos, 715 recuperados y 66 fallecidos.

Si desea conocer más detalles de los casos reportados a continuación, ingrese al siguiente link:   https://coronavirus.santander.gov.co/?page_id=4070, vaya a la sección Documentos y elija la opción ‘Informe de casos’.

En el departamento hay 32 municipios con el virus activo: Aratoca (1),Barbosa (4), Barrancabermeja (498), Bucaramanga (787), Cepitá (1), Cimitarra (2), Curití (4), El Carmen de Chucurí (1) El Peñón (2), El Playón (1), El Socorro (6), Floridablanca (458), Galán (1), Girón (196), La Belleza (3), Landázuri (1), La Paz (3), Lebrija (13), Los Santos (2), Málaga (6), Matanza (2), Oiba (5), Piedecuesta (143), Puerto Wilches (5), Rionegro (18), Sabana de Torres (10) San Gil (76), Santa Helena del Opón (2), San José de Miranda (1), San Vicente de Chucurí (4), Suaita (7) y Valle de San José (6).

El Gobernador de Santander pide a los santandereanos acatar las medidas de prevención como el aislamiento físico y social; evitar salir de la vivienda y hacerlo solo para satisfacer necesidades básicas, realizar los protocolos necesarios para entrar y salir de casa; usar adecuadamente el tapaboca y guantes; cuidar a nuestros adultos mayores, así como otras acciones fundamentales que se deben llevar a cabo por el bienestar de todos.